Un nuevo contrato moral y ético para ser mejores

Por Marco Mazzino

La campaña llegó a su fin, los argentinos hicimos un gran esfuerzo para que en la crisis mas profunda desde el 2001, nos hayamos tomado el trabajo de escuchar a los candidatos y atender sus propuestas, soportando a aquellos que en el pasado nos mintieron descaradamente, y aceptando las disculpas de otros que cuestionaron personas e ideas, que ahora rescatan y acompañan.

La política en definitiva una vez mas, demuestra ser la única herramienta de mediación para mantener la paz social. La política, a pesar de la falsificación que intentó el gobierno de Macri en estos cuatro años, dañando primero el valor de la palabra aquel día del debate de 2015 con Daniel Scioli, instaurando luego la persecución política, la dilación, la mentira y el desprestigio de los opositores. Todo este caudal de odio desplegado a lo largo del territorio nacional fue el telón de fondo para provocar el latrocinio mas grande de la historia Nacional. Los empréstitos de Rivadavia, las traiciones de Caseros y de Pavón, la antipatria de la generación del 80´, los fraudes patrióticos de la década infame y los bombardeos del 55´, o las desapariciones del 76´, Cavallo y Menem mediante, hasta el robo de los depósitos del 2001. Todo esto ocurrió todo junto en cuatro años.

El resultado que todo esto generó, es la consecuencia que el 50% de los niños y jóvenes son hoy pobres, que mas de 16 millones están por debajo de la línea de pobreza, 2 millones de nuevos desocupados. Este drama social y económico tiene como correlato situaciones análogas en toda latino américa, pero en Argentina no estalló por que existe una malla de contención. Ese tejido social y político es el que permite que pensemos que tenemos una nueva oportunidad. La historia no termino, el discurso único es la mentira que muchos creyeron y que la mayoría de la sociedad esta comenzando a repensar. La economía es el vector que conduce a repensar la historia. Pero es la política la encargada de reconfigurar la narrativa de la realidad. El domingo habrá elecciones nacionales en la Argentina. Mientras los pueblos en latino américa se levantan contra el ajuste y la explotación obscena de sus derechos, en la Nación Argentina hay una sociedad que está dispuesta a recrear el sueño cercano de los derechos. Un pueblo que mantiene vivo el saber histórico que lo constituyó en Patria. El domingo ese pueblo empieza a testimoniar un nuevo Nunca Mas.

Nunca mas hay que dejarle espacio al neoliberalismo para que la mentira sea disfrace de slogan. Argentina va a decir Nunca Mas como un definitivo mantra que la libere de su laberinto histórico.

2 comentarios en «Un nuevo contrato moral y ético para ser mejores»

  • el 25 de octubre de 2019 a las 15:56
    Enlace permanente

    Al leer esta nota, en un espacio acotado de palabras, he vivido, no sólo mi vida sino la de mi Patria, unidas por un destino en común: sin Patria no hay destino

Los comentarios están cerrados.